¿Qué es un estudio transversal?

Un estudio transversal es un tipo de estudio observacional, o investigación descriptiva, que consiste en analizar información sobre una población en un momento determinado.

Normalmente, estos estudios se utilizan para medir la prevalencia de los resultados de salud y describir las características de una población. En este tipo de estudios, los investigadores se limitan a examinar a un grupo de participantes y a describir lo que ya existe en la población sin manipular ninguna variable ni interferir en el entorno.

Los estudios transversales pretenden describir una variable, no medirla. Pueden ser beneficiosos para describir una población, o «tomar una instantánea» de un grupo de individuos, en un único momento.

En la investigación sobre epidemiología y salud pública, los estudios transversales se utilizan para evaluar la exposición (causa) y la enfermedad (efecto) y comparar las tasas de enfermedades y síntomas de un grupo expuesto con un grupo no expuesto.

Los estudios transversales también son únicos porque los investigadores pueden analizar numerosas características a la vez.

Por ejemplo, un estudio transversal podría utilizarse para investigar si la exposición a determinados factores, como comer en exceso, podría correlacionarse con resultados concretos, como la obesidad.

Aunque este estudio no puede demostrar que el exceso de comida haya causado la obesidad, puede llamar la atención sobre una relación que podría merecer la pena investigar.

Tipos de estudios transversales

1. Estudios analíticos

En los estudios transversales analíticos, los investigadores investigan una asociación entre dos parámetros. Recogen datos de exposiciones y resultados en un momento específico para medir una asociación entre una exposición y una condición dentro de una población definida.

El objetivo de este tipo de estudio es comparar las diferencias en los resultados de salud entre individuos expuestos y no expuestos.

2. Estudios descriptivos

Los estudios transversales descriptivos se utilizan exclusivamente para caracterizar y evaluar la prevalencia y distribución de uno o varios resultados de salud en una población definida.

Pueden evaluar la frecuencia, la amplitud o la gravedad de una variable específica en un grupo demográfico concreto.

análisis transversal y población de estudio

Ventajas de los estudios transversales

  • Sencillos y baratos
    Estos estudios son rápidos, baratos y fáciles de llevar a cabo, ya que no requieren ningún seguimiento de los sujetos y pueden realizarse mediante una amplia gama de encuestas transversales autoinformadas.
  • Mínimo margen de error
    Debido a que todas las variables se analizan a la vez y no es necesario recoger los datos varias veces, es probable que haya menos errores, ya que se obtiene un mayor nivel de control.
  • Se pueden investigar y comparar múltiples variables y resultados a la vez
    Los investigadores pueden analizar numerosas características (por ejemplo: edad, sexo, etnia, nivel educativo) en un solo estudio.
  • Los datos pueden servir de punto de partida para futuras investigaciones
    La información obtenida de los estudios de datos transversales permite a los investigadores realizar nuevos análisis de datos para explorar cualquier relación causal con mayor profundidad.

Limitaciones de los estudios transversales

  • No ayuda a determinar la causa y el efecto
    Los estudios transversales pueden verse influidos por un sesgo de antecedente-consecuente que se produce cuando no se puede determinar si la exposición precedió a la enfermedad.
  • El sesgo de notificación es probable
    Los estudios transversales se basan en encuestas y cuestionarios que pueden no dar lugar a informes precisos, ya que no hay forma de verificar la información presentada.
  • El momento de la instantánea no siempre es representativo
    Los estudios transversales no proporcionan información de antes o después de que se registrara el informe y sólo ofrecen una única instantánea de un punto en el tiempo.
  • No pueden utilizarse para analizar el comportamiento a lo largo de un periodo de tiempo
    Los estudios transversales están diseñados para examinar variables en un momento concreto, mientras que los estudios longitudinales son más adecuados para evaluar las relaciones a lo largo del tiempo.

Ejemplos de estudios transversales

  • Evaluación de las tasas de positividad de COVID-19 entre adolescentes vacunados y no vacunados.
  • Investigación de la prevalencia de la respiración disfuncional en pacientes tratados por asma en atención primaria.
  • Analizar si los individuos de una comunidad tienen algún antecedente de enfermedad mental y si han recurrido a la terapia para ayudar a su salud mental.
  • Comparación de las calificaciones de los alumnos de primaria cuyos padres proceden de distintos niveles de renta.
  • Determinación de la asociación entre el género y el estado del VIH.
  • Investigar las tasas de suicidio entre los individuos que tienen al menos un padre con depresión crónica.
  • Evaluación de la prevalencia del VIH y de los comportamientos de riesgo en los trabajadores del sexo masculinos.
  • Examinar la calidad del sueño y sus correlatos demográficos y psicológicos entre los estudiantes universitarios de Etiopía.
  • Calcular qué proporción de personas atendidas por un centro de salud en un año determinado tiene el colesterol alto.
  • Análisis de los niveles de angustia de los estudiantes universitarios en relación con su nivel de estudios.

Estudios transversales frente a estudios longitudinales

Tanto los estudios transversales como los longitudinales son observacionales y no requieren ninguna interferencia o manipulación del entorno de estudio.

Sin embargo, el diseño transversal difiere de los estudios longitudinales en que los estudios transversales examinan una característica de la población en un momento determinado, mientras que los estudios longitudinales analizan una población a lo largo del tiempo.

Los estudios longitudinales requieren más tiempo y recursos y pueden ser menos válidos, ya que los participantes podrían abandonar el estudio antes de que se hayan recogido todos los datos.

Sin embargo, a diferencia de la investigación transversal, los investigadores pueden utilizar los datos longitudinales para detectar cambios en una población y establecer patrones entre los sujetos a lo largo del tiempo.

Los estudios transversales pueden realizarse mucho más rápidamente que los longitudinales y son un buen punto de partida para establecer cualquier asociación entre variables, mientras que los longitudinales son más puntuales pero son necesarios para estudiar la causa y el efecto.

Preguntas frecuentes

¿Los estudios transversales son cualitativos o cuantitativos?

Ambos. Los estudios transversales pueden ser cuantitativos o cualitativos.

¿Cuál es la diferencia entre un estudio transversal y uno de cohorte?

Un estudio de cohortes es un tipo de estudio longitudinal que toma muestras de un grupo de personas que comparten una característica común. Una diferencia clave es que los estudios transversales miden un momento específico en el tiempo, mientras que los estudios de cohortes hacen un seguimiento de los individuos durante períodos prolongados.

Otra diferencia entre estos dos tipos de diseños de estudio es el grupo de sujetos. En los estudios transversales, los investigadores seleccionan una muestra de población y recogen datos para determinar la prevalencia de un problema.

Los estudios de cohortes, en cambio, comienzan identificando una cohorte de personas que ya tienen riesgo de padecer una enfermedad concreta.

¿Cuál es la diferencia entre un estudio transversal y un estudio de casos y controles?

Los estudios de casos y controles se diferencian de los estudios transversales en que comparan grupos retrospectivamente y no pueden utilizarse para calcular el riesgo relativo.

En estos estudios, los investigadores estudian un grupo de personas que han desarrollado una enfermedad concreta y lo comparan con una muestra representativa sin la enfermedad.

Los estudios de control de casos se utilizan para determinar qué factores pueden estar asociados a la enfermedad en cuestión y para ayudar a los investigadores a formular hipótesis sobre una población.

¿Un estudio transversal tiene un grupo de control?

Dado que la población objeto de estudio no se selecciona en función de la exposición o los factores de riesgo, un estudio transversal no requiere un grupo de control.

¿Un estudio transversal es prospectivo o retrospectivo?

No, los estudios transversales evalúan a una población en un momento concreto y, por tanto, no hay un seguimiento prospectivo o retrospectivo.

¿Cuál es un ejemplo de estudio transversal simple?

Un ejemplo sencillo de estudio transversal sería una encuesta médica sobre las tasas de cáncer en una comunidad concreta. El investigador puede estudiar a individuos de diferentes edades, orígenes étnicos, lugares de residencia y clases sociales.

¿Cuándo utilizaría un diseño de estudio transversal?

Los estudios transversales se utilizan cuando se intenta hacer inferencias causales sobre la naturaleza o la fuerza de las relaciones entre las variables.

¿Qué tipo de investigación es un estudio transversal?

Los estudios transversales son estudios de observación y se clasifican como investigación descriptiva. No son causales ni relacionales y, por tanto, no pueden utilizarse para identificar la causa de un problema, como una enfermedad o un trastorno de salud mental. Los investigadores no modifican las variables, sino que recogen los datos disponibles en una población.

¿Cuántas variables se incluyen en un estudio transversal?

En los estudios transversales, los investigadores pueden centrarse en una variable independiente (la característica o la intervención que se estudia) y examinar sus efectos en una o más variables dependientes (el resultado que se mide).