Una guía completa de técnicas de investigación cuantitativa

Los números están en todas partes y dirigen nuestra vida diaria. Tomamos decisiones basadas en los números, tanto en el trabajo como en nuestra vida personal. Por ejemplo, una organización puede confiar en los números de ventas para ver si está teniendo éxito o fracasando, y un grupo de amigos que están planeando unas vacaciones puede mirar el precio de los boletos para elegir un lugar.

En el ámbito social, los números son igual de importantes. Ayudan a identificar qué intervenciones se necesitan, si los proyectos en curso son efectivos, y más. Pero, ¿cómo consiguen las organizaciones del ámbito social los números que necesitan?

Aquí es donde entra la investigación cuantitativa. La investigación cuantitativa es el proceso de reunir datos numéricos mediante técnicas normalizadas, y luego aplicar métodos estadísticos para obtener información al respecto.

Ventajas de la investigación cuantitativa

La principal ventaja de los métodos de investigación cuantitativa es la objetividad de los estudios. El análisis de datos estrictamente numéricos puede permitir una interpretación (y una mala interpretación) mucho menor que la que se daría en una investigación cualitativa. Esto conduce generalmente a respuestas más concluyentes y objetivas a preguntas de investigación bien definidas. Además, si se utilizan métodos acreditados y probados de muestreo, reunión y análisis, la investigación cuantitativa puede considerarse en general más precisa. Y, por último, si los tamaños de las muestras son suficientemente grandes, las conclusiones extraídas de la investigación cuantitativa pueden aplicarse a las poblaciones generales en su conjunto.

Limitaciones de la investigación cuantitativa

El principal inconveniente de la investigación cuantitativa es que no tiene en cuenta los pensamientos, las percepciones, las creencias y las opiniones de las personas con respecto al asunto que se está investigando. Tampoco suele tener en cuenta el contexto de los datos y el “por qué” y “cómo” del fenómeno que puede o ha podido ocurrir.

Cómo utilizar la investigación cuantitativa

El objetivo de la investigación cuantitativa es reunir datos numéricos de personas, objetos o fenómenos, para luego aplicar esos resultados a la toma de decisiones o a un grupo más amplio a fin de sacar conclusiones precisas y diseñar acciones apropiadas. La investigación cuantitativa es generalmente el método elegido dentro de las “ciencias duras”, pero puede ser utilizada en cualquier campo cuando sea apropiado, y se utiliza para desarrollar respuestas concluyentes y objetivas.

En el caso de las organizaciones, los métodos cuantitativos pueden utilizarse para realizar estudios de mercado, supervisar los indicadores clave de rendimiento (KPI), gestionar las cifras de ventas y evaluar el posible éxito o la probabilidad de éxito de un proyecto.

Planificación de la investigación

A diferencia de la investigación cualitativa, que suele utilizarse en las primeras etapas de un proyecto para examinar aspectos como el alcance de un problema y las posibles soluciones, la investigación cuantitativa se utiliza para elaborar respuestas concretas a preguntas bien definidas.

A continuación se presenta un marco básico para diseñar la investigación cuantitativa:

  • Identificar el problema de la investigación. Un ejemplo: ¿cuánto éxito está teniendo nuestro reciente proyecto?
  • Preparar las preguntas de la investigación. Estas deben ser específicas y obtendrán las respuestas exactas necesarias para encontrar una respuesta al problema de la investigación. Un ejemplo: ¿Cuántas ventas hemos hecho en cada país este año?
  • Examinar la literatura existente. Compruebe si hay duplicación – si alguien ya ha respondido a esta pregunta (sobre todo en la investigación científica), entonces no tiene que seguir adelante con su plan.
  • Desarrolle su plan de investigación. Prepare un plan exacto para responder a sus preguntas de investigación. Esto puede incluir el tamaño de la muestra, el método de muestreo, el objetivo del estudio, los métodos de recopilación de datos, el análisis de datos. Use esto, y la literatura existente, para sacar una conclusión.

Diferentes métodos

Hay varias formas diferentes de reunir información, aunque éstas generalmente se clasifican en dos grandes categorías: Entrevistas/cuestionarios y observación/registros externos.

Cuestionarios

Esta es la forma más común de recopilar datos cuantitativos. Un cuestionario (también llamado encuesta) es una serie de preguntas, generalmente escritas en papel o en forma digital. Los investigadores entregan el cuestionario a su muestra y cada participante responde a las preguntas. Las preguntas están diseñadas para reunir datos que ayuden a los investigadores a responder a sus preguntas de investigación.

Típicamente, un cuestionario tiene preguntas cerradas, es decir, el participante elige una respuesta de las opciones dadas. Sin embargo, un cuestionario también puede tener preguntas abiertas cuantitativas. En el ejemplo anterior de preguntas abiertas, los participantes podrían escribir un número simple como “4”, un rango como “suelo ir una o dos veces por semana” o una respuesta más compleja como “la mayoría de las semanas voy dos veces, pero esta semana fui 4 veces porque me olvidé de la lista de la compra”. Durante el invierno, sólo voy una vez a la semana”.

Un buen cuestionario debe tener un lenguaje claro, una gramática y ortografía correctas, y un objetivo claro.

Ventajas:

  • Los cuestionarios suelen requerir menos tiempo que las entrevistas u otros métodos de investigación cuantitativa en persona.
  • Son una forma común y bastante simple de recopilar datos.
  • Pueden ser una opción rentable para reunir datos de una muestra grande.

Limitaciones:

  • Las respuestas pueden carecer de profundidad y proporcionar información limitada.
  • Los encuestados pueden perder interés o renunciar si el cuestionario es largo.
  • Es posible que los encuestados no comprendan todas las preguntas, lo que daría lugar a respuestas inexactas.

Entrevistas

Una entrevista para una investigación cuantitativa implica una comunicación verbal entre el participante y el investigador, cuyo objetivo es reunir datos numéricos. La entrevista puede realizarse en persona o por teléfono, y puede ser estructurada o no.

En una entrevista estructurada, el investigador hace un conjunto fijo de preguntas a cada participante. Las preguntas y su orden son decididos previamente por el investigador. La entrevista sigue un patrón formal. Las entrevistas estructuradas son más rentables y pueden consumir menos tiempo.

En una entrevista no estructurada, el investigador piensa en sus preguntas a medida que la entrevista avanza. Este tipo de entrevista es de naturaleza conversacional y puede durar unas pocas horas. Este tipo de entrevista permite al investigador ser flexible y hacer preguntas en función de las respuestas del participante. Este método de investigación cuantitativa puede proporcionar información más profunda, ya que permite a los investigadores profundizar en la respuesta de un participante.

Ventajas:

  • Las entrevistas pueden proporcionar información más profunda.
  • Las entrevistas son más flexibles que los cuestionarios, ya que los entrevistadores pueden adaptar sus preguntas a cada participante o hacer preguntas de seguimiento.
  • Los entrevistadores pueden aclarar las preguntas de los participantes, lo que les ayudará a obtener datos más claros y precisos.

Limitaciones:

  • Entrevistar a una persona a la vez puede llevar mucho tiempo.
  • Los viajes, los sueldos de los entrevistadores y otros gastos pueden hacer que las entrevistas sean una herramienta de reunión de datos costosa.
  • Con entrevistas no estructuradas, puede ser difícil cuantificar algunas respuestas.

Observación

La observación es una forma sistemática de reunir datos observando a las personas en situaciones o entornos naturales. Aunque se utiliza principalmente para reunir datos cualitativos, la observación también puede utilizarse para reunir datos cuantitativos.

La observación puede ser simple o de comportamiento. Las observaciones simples suelen ser numéricas, como cuántos autos pasan por una intersección determinada cada hora o cuántos estudiantes están dormidos durante una clase. La observación del comportamiento, por otro lado, observa e interpreta el comportamiento de las personas, como cuántos autos conducen peligrosamente o cuán atractivo es un profesor.

La simple observación puede ser una buena manera de recoger datos numéricos. Esto se puede hacer definiendo previamente variables numéricas claras que se pueden recoger durante la observación, por ejemplo, a qué hora salen los empleados de la oficina. Estos datos se pueden recoger observando a los empleados durante un período de tiempo y registrando cuándo sale cada persona.

Con cualquier método, el muestreo de las observaciones o candidatos debe ser considerado cuidadosamente, y si puede o no utilizarse para sacar conclusiones precisas con respecto a los fenómenos. Los datos en sí pueden analizarse de diversas maneras, desde métodos sencillos hasta complejos programas informáticos de estadística, dependiendo de la información y la profundidad del análisis que se requiera.

Ventajas:

  • La observación suele ser una forma económica de reunir datos.
  • Dado que los investigadores registran los datos por sí mismos (en lugar de que los participantes informen sobre los datos), la mayoría de los datos recogidos serán generalmente utilizables.
  • Los investigadores pueden detener e iniciar la recolección de datos en cualquier momento, lo que la convierte en una herramienta flexible de recolección de datos.

Limitaciones:

  • Los investigadores deben estar ampliamente capacitados para llevar a cabo la observación y registrar los datos correctamente.
  • A veces el entorno o la investigación pueden sesgar los datos, como cuando los participantes saben que están siendo observados.
  • Si la situación que se va a observar a veces no se produce, los investigadores pueden perder mucho tiempo durante la recopilación de datos.

Registros

Dado que la investigación cuantitativa depende de datos numéricos, los registros (también conocidos como datos externos) pueden proporcionar información crítica para responder a las preguntas de la investigación. Los registros son números y estadísticas que las instituciones utilizan para hacer un seguimiento de las actividades, como la asistencia a una escuela o el número de pacientes admitidos en un hospital.

Por ejemplo, el Gobierno de la India realiza el censo cada 10 años, que es un registro de la población del país. Esos datos pueden ser utilizados por un investigador que se ocupe de un problema de investigación relacionado con la población.

Ventajas:

  • Los registros suelen incluir datos completos captados durante un largo período de tiempo.
  • El tiempo de recopilación de datos es mínimo, ya que los datos ya han sido recopilados y registrados por otra persona.

Limitaciones:

  • Los registros a menudo sólo proporcionan datos numéricos, no la razón o la causa de los datos.
  • La limpieza de registros mal estructurados o formateados puede llevar mucho tiempo.
  • Si un registro está incompleto o es inexacto, a menudo no hay forma de arreglarlo.

Resumen

La investigación cuantitativa es un instrumento útil para analizar objetivamente los datos de acuerdo con las preguntas específicas de la investigación.

Pasos para la planificación:
1. Identificar el problema de la investigación
2. Preparar las preguntas de investigación
3. Examinar la literatura existente
4. Desarrollar un plan de investigación y análisis